The Norewegian Nobel Comité Members, 2003-2005

El ex Presidente de la República Checa, Václav Havel, es una figura que ha trascendido internacionalmente por encarnar la lucha no violenta por la libertad y la democracia, y ha sido nominado para el Premio Nobel de la Paz. Es una personalidad muy singular, que ha logrado demostrar que el humanismo, como valor central de un líder político, no está reñido con la globalización ni con la política en momentos que éstas parecen haberse deshumanizado.

Su clara identificación con los ideales de la libertad y los derechos humanos han caracterizado su vida como dirigente político, jefe de Estado y a través de su obra literaria en el campo del arte que constituyó su primer ámbito de expresión.

Es que representa el símbolo y la acción de la llamada "Revolución de Terciopelo" que en su país en 1989 hizo realidad estos ideales y valores de la no violencia, con los cuales llevó adelante la lucha contra el totalitarismo. La democratización de Checoslovaquia fue llamada de esta manera, porque tuvo lugar sin violencia y evitando que un cambio tan rotundo, tras un régimen represivo con decenas de miles de víctimas como fue el comunismo en este país, produjera caos, anarquía o revanchismo alguno. Václav Havel es la personalidad que más acabadamente expresa los valores que determinaron este excepcional proceso.

Desde que comenzó su rol como líder de su país, se constituyó en un verdadero puente entre la Europa Occidental y la Central que dejaba el comunismo para incorporarse a la democracia y el capitalismo.

Sus pensamientos, junto con sus valores más relevantes en la vida y sus trabajos, han sido su identificación con las personas, los derechos humanos y el bienestar de los ciudadanos. En la Checoslovaquia democrática de la que fue el primer Presidente tras la caída del comunismo, no los abandonó, sino que los llevó a la práctica hasta que dejó el cargo el 2 de febrero de 2003.

Durante los más de diez años en que fue Presidente, permanentemente reclamó contra la persecución de los activistas de los derechos humanos, proponiendo a varios de ellos para que les fueran otorgado el Premio Nobel de la Paz.

Uno de los aspectos constantes en la prédica de Havel fue el énfasis puesto en la defensa de los derechos de las minorías étnicas. Un ejemplo de ello fue su acción para hacer justicia por el aniquilamiento de la minoría de rumanos-checos durante la Segunda Guerra Mundial. En 1998, presentó un proyecto denominado "El fenómeno del Holocausto", que buscó promover el debate contra los prejuicios que provoca la intolerancia étnica.

Así, nos ha demostrado que es posible ser político sin claudicaciones, sin abandonar la sencillez y la sensibilidad humana, y que es posible ser político manteniendo el espíritu abierto a las artes y la cultura.

Por estas razones expreso mi apoyo a Václav Havel para que le sea otorgado, en el presente 2004, el Premio Nobel de la Paz.

                                                                                                          Lic. Ricardo López Murphy

                                                                                              Presidente del Partido Recrear para el Crecimiento

                                                                                                             República Argentina

Home | Acerca de | Los Foros | Artículos | Noticias | Links
© 2002 Celaforum.org | Todos los derechos reservados | All rights reserved