Ucrania, un potencial socio comercial
Ago-24-04

El embajador en la Argentina remarca los lazos que vinculan a las dos naciones y las posibilidades de incrementar el intercambio.

BUENOS AIRES (De nuestra agencia) -- Ucrania celebrará mañana el décimotercer aniversario de su independencia. Su joven historia de nación independiente, tras la desintegración de la Unión Soviética, puede resumirse en algunos pocos datos: es una de las potencias europeas que viene de crecer a un ritmo promedio del 11% anual, con muy baja inflación, una deuda externa de apenas 12.000 millones de dólares y potencialidades industriales o agrícolas que la tornan un mercado atractivo para países que, como la Argentina, buscan abrirse al comercio y el intercambio con el exterior.

Ucrania y la Argentina conservan un dato en común que, a modo de pequeño símbolo, se suma al festejo grande por la fecha a punto de conmemorarse: nuestro país fue el primero en América latina donde el gobierno de Kiev resolvió abrir una embajada tras la declaración de la independencia, el 24 de agosto de 1991, gesto que encontró rápida reciprocidad desde Buenos Aires, que fue el primero en reconocer el nuevo estatus en 1992 y también el primero en enviar embajador al flamante país.

El promisorio presente ucraniano muestra cifras que merecen ser destacadas: es el tercer productor mundial de aceite de girasol, el séptimo productor de aceros y el noveno mayor poseedor de tierras aprovechables para la producción agropecuaria. Integra, además, el club de los diez mayores exportadores de granos y de productos de carbón de piedra.

Registra, asimismo, las más altas tasas de crecimiento económico en toda Europa (récord del 12,7% durante el primer semestre de 2004) y un crecimiento del volumen de producción en el último año del 15,9%.

Relaciones bilaterales. Según un informe de la embajada en Buenos Aires, Ucrania y la Argentina tienden a un desarrollo fructífero en las esferas política, económica y humanitaria. Ambas naciones fueron iniciadoras del establecimiento de relaciones entre el Mercosur y la Organización de Cooperación Económica de los países de la Cuenca del Mar Negro, que asocia a doce naciones.

"Nos esperan relaciones de proyectos comunes en el campo aeroespacial y la elaboración de formas de cooperación en el plano agrícola y ganadero --añade--, tomando en cuenta el importante potencial natural y tecnológico entre ambos países".

Ucrania puede ofrecer a la Argentina tecnologías de avanzada en los campos de la producción de energía eléctrica, industria aeronáutica y en los transportes ferroviario y automotriz. "A la vez, la tecnología argentina encuentra su demanda en el mercado interno ucraniano. No se trata sólo de productos como granos, carne y frutas, sino el equipamiento de estaciones de servicio con gas comprimido (GNC), tecnología en el campo de la energía nuclear y colaboración en el estudio de la explotación de las inagotables reservas antárticas", agrega el informe.

Pondera, finalmente, que "un importante lazo de unión entre ambos países lo constituye la numerosa colectividad ucraniana que se formó en este país durante el último siglo". Hoy, unos 300.000 ucranianos viven regularmente en la Argentina.

Palabra de embajador. El representante de Ucrania en Buenos Aires, Oleksandr Nykonenko, sostuvo que la realidad actual de su país y la recuperación de la economía argentina pueden ayudar para hallar los intereses comunes.

"Confío en que eso sucederá en el largo plazo; somos dos países con mucho peso en sus respectivas regiones. Y esto podría tener resultados exitosos en la cooperación: somos países complementarios. La Argentina posee un sector agrícola muy desarrollado y Ucrania, industrias pesadas de las más avanzadas del mundo", dijo el diplomático.

Nykonenko reconoció que si bien hasta ahora el intercambio bilateral no es significativo, esa tendencia podrá revertirse durante los próximos años.

"Lo más importante para mí es crear una cooperación de largo plazo muy interrelacionada tecnológicamente. Estamos dispuestos no sólo a un sistema de compra y venta de productos sino a una creación de producciones en base a tecnología que aquí serviría para crear nuevos puestos de trabajo y mejorar la competitividad argentina en la región", subrayó en un diálogo con "La Nueva Provincia".

"Me parece importante que pasemos de los esquemas simples de intercambio comercial a esquemas de largo plazo de interés mutuo, más estables, no atados a situaciones coyunturales, como puede ser la soja o el trigo, sino a productos con valor agregado industrializados y más competitivos", añadió.

Nykonenko insiste en sostener que un paso al frente en estos proyectos lo deberán dar los empresarios, más allá de los contactos establecidos a nivel gubernamental y que continuarán desarrollándose.

"Los empresarios argentinos y ucranianos deben romper definitivamente el hielo, terminar con algunas desconfianzas, producto de un escaso intercambio de información y del poco conocimiento de las capacidades de ambos países para armar asociaciones productivas", indicó.

Expresó, por último, su deseo de que el presidente Néstor Kirchner pueda realizar una visita exploratoria a Ucrania "cuando su agenda se lo permita". El primer paso fue dado: el gobierno de Kiev le formuló una invitación oficial en oportunidad del mensaje enviado para saludar a la Argentina por el último aniversario de la Revolución de Mayo.

Artículo publicado en el diario La Nueva Provincia http://www.lanueva.com.ar el 23 de agosto de 2004

Home | Acerca de | Los Foros | Artículos | Noticias | Links
© 2002 Celaforum.org | Todos los derechos reservados | All rights reserved