Proponen bautizar una calle con el nombre de Kafka
Jun-28-04

La iniciativa es de Jorge Telerman
  1. El vicejefe de gobierno quiere sumarse a los tributos por el centenario
  2. Elegirá uno de los pasajes de Palermo Viejo que se cruce con la arteria que recuerda a Borges

Tras recordar que el Teatro Colón y muchas universidades surgieron con el aporte de sectores privados, anticipó que "los propios representantes del mundo artístico y cultural participarán de la selección y evaluación de los proyectos que surjan del mecenazgo".

El vicejefe de gobierno porteño, Jorge Telerman, anticipó a LA NACION su decisión de bautizar con el nombre de Kafka una calle de Palermo Viejo, con la intención de que exista un cruce vial con la arteria que recuerda al escritor argentino Jorge Luis Borges.

"Es un tributo a dos personalidades de la cultura universal", dijo Telerman, al explicar el significado del proyecto que remitirá a la Legislatura porteña.

"Por ahora no sabemos qué calle será la que cambiará de nombre, pero probablemente sea uno de los pasajes de esa zona palermitana, como Santa Rosa o Russel", señaló el funcionario, al mostrarse satisfecho de que "algunos porteños puedan decir orgullosos que viven en la esquina de Borges y Kafka".

El proyecto de homenaje al consagrado escritor europeo se conoció a pocas horas del viaje que Telerman emprenderá pasado mañana a Praga, donde el sábado próximo presidirá el acto de cierre del Festival Kafka-Borges, que se prolongó por un mes en la capital de la República Checa.

"Llevaremos, además, la propuesta de organizar sendas muestras culturales para honrar a Kafka en Buenos Aires y a Borges en Praga, como puente de afianzamiento de las relaciones entre ambas ciudades", agregó el vicejefe de gobierno. Analizará la iniciativa con el alcalde de Praga y las autoridades culturales de la ciudad, con quienes ya conversó sobre este tema durante su anterior gestión como secretario de Cultura porteño.

Los actos en Praga

La renovada propuesta porteña sería, en los hechos, una continuidad de los actos realizados a lo largo de este mes en Praga, con motivo de cumplirse el centenario del nacimiento del creador de "La metamorfosis", cuya obra Borges contribuyó a difundir en el mundo literario de habla hispana. Uno de los promotores de este acercamiento es el embajador argentino en la República Checa, Juan Eduardo Fleming.

Los homenajes en Praga comenzaron el 3 de este mes, al cumplirse 80 años de la muerte de Kafka y tuvieron un sentido de reparación histórica, en una ciudad que durante mucho tiempo se desentendió de los méritos de uno de sus hijos más dilectos. Como testimonio de esa reparación, en diciembre del año último se inauguró en esa capital un monumento en su memoria.

Como parte del Festival Kafka-Borges, el embajador Fleming organizó un amplio programa cultural, con exposiciones, conferencias, debates, proyecciones y ediciones especiales, que concluirán el sábado próximo, a 121 años de su nacimiento.

En el Centro Recoleta

La idea de Telerman es avanzar este año en la organización de las citadas muestras culturales, que podrían desarrollarse el año próximo. Una posibilidad, anticipó, es dedicar todos los espacios del Centro Cultural Recoleta durante un mes a revalorizar la vida y la obra de Kafka.

"Este acercamiento entre la obra de ambos intelectuales tiene a la cultura como punta de lanza. Nuestro propósito es que tenga una proyección multidisciplinaria, que fortalezca la presencia de Buenos Aires en el mundo, con el desarrollo del turismo, la exportación de bienes culturales y, por qué no, la generación de puestos de trabajo", dijo Telerman. Sintetizó su ambición en una frase: "Kafka y Borges también sirven para generar empleo".

El mecenazgo porteño

"En la gestión anterior impulsamos una ley de promoción cultural, pero la crisis arrasó con la posibilidad de que prosperara. Ahora, con un horizonte más calmo y ante las perspectivas optimistas de un crecimiento continuado, reactivaremos el debate", dijo el vicejefe de gobierno porteño, Jorge Telerman, en diálogo con LA NACION.

Empeñado en que la ciudad obtenga su propia ley de mecenazgo, Telerman advirtió que el propósito no se agota en fijar mecanismos de exención impositiva para quienes inviertan en bienes o producciones culturales, sino que tiende a "generar una fuerte conciencia de lo que el sector privado puede hacer por la cultura y la educación".

Artículo publicado en La Nación el 27-06-04

Home | Acerca de | Los Foros | Artículos | Noticias | Links
© 2002 Celaforum.org | Todos los derechos reservados | All rights reserved