Nueva reunión del seminario Visegrad-Mercosur

En Buenos Aires, el 31 de julio y el 1 de agosto, tuvo lugar el II Foro entre el Mercosur y los países del Visegrad, agrupación flexible que reúne a Polonia, la República Checa, Hungría y Eslovaquia con el objeto de coordinar en general sus posiciones sobre distintos temas de su interés. El Mercosur es un esquema de integración económica-comercial y de coordinación de política - formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

La primera reunión de este Foro tuvo lugar el año pasado en Praga con el objeto de promover la relación entre este grupo regional de Europa Central y el del Cono Sur de América, cuya vinculación se acentuará una vez que aquellos países ingresen a la Unión Europea en mayo de 2004 y los nuestros concluyan su acuerdo de asociación birregional con dicha Unión.

En la presente II reunión del Foro participó el Ministro de Agricultura checo, Ing. Jaroslav Palas y el Viceministro de Agricultura para las negociaciones con la Unión Europea, Sr. Miroslav Toman. La visita del Ministro checo a la Argentina, constituyó la primera de un Ministro de Agricultura a nuestro país en la historia de la relación bilateral.

Jueves 31 de julio

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de la Embajadora de la República Checa en la Argentina, Edita Hrdá, quién dio un excelente discurso de apertura. Resaltó el carácter de "importante señal política" a la incorporación de Eslovaquia a la Unión Europea; a su vez, explicó las relaciones mantenidas entre el Visegrad y la Unión Europea y se refirió puntualmente al deseo que tienen los checos, de fortalecer su relación comercial con el Mercosur.

En representación del Mercosur, el Secretario de Negociaciones Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Martín Redrado, inició sus palabras de bienvenida expresando su optimismo para con el rumbo que va tomando el acuerdo Unión Europea-Mercosur. Redrado definió el objetivo a futuro que tiene el Mercosur: llegar al acuerdo con la Unión Europea en el 2004. Según su opinión, este segundo foro tiene dos ejes centrales: la integración Mercosur-Unión Europea y el análisis de las similitudes entre los países que integran el Visegrad y el Mercosur. En este segundo punto, Redrado confía en que las dificultades que acechan a ambas regiones estrechará los vínculos entre ambas, y que, a pesar de haber un incipiente comercio entre el Visegrad y el Mercosur, hay una afinidad cultural que no debe desmerecerse. Cerró su discurso asegurando que las relaciones entre ambas regiones se intensificarán gradualmente, gracias a la contribución de este foro.

PRIMER PANEL - Agenda política y de seguridad

El Ministro Palas inició su exposición haciendo mención a un dato que sería luego reiterado por varios panelistas, que el ingreso del Visegrad a la Unión Europea en el 2004 incrementaría notablemente las relaciones comerciales entre ambas regiones. Sin embargo, Palas dio importancia a la potencialidad de las relaciones comerciales entre la Argentina y la República Checa, y aseguró que los productos checos (sobre todo los relacionados con la industria) seducirán al consumidor argentino. Por otra parte, como aspecto positivo de la integración del Visegrad a la Unión Europea, Palas afirmó que según sus perspectivas, el ingreso del Visegrad fomentará las relaciones comerciales checo-argentinas.

Janos Király, consejero y encargado de negocios de Hungría en Argentina

El consejero Király ahondó en un aspecto importante para quebrar el desconocimiento existente entre ambas regiones: expuso los orígenes históricos del Visegrad, cuya génesis se dio en la unión de reyes de los países que hoy conforman las naciones integrantes de dicha agrupación para fomentar entre ellos la paz y el comercio. Siguiendo con la actualidad de la región, no minimizó la importancia que tiene para el Visegrad el ingreso en la OTAN; por el contrario, lo señaló como un claro e importante objetivo. Uno de los puntos centrales en la exposición de Király, fue las diferencias existentes entre la Unión Europea y el Visegrad. En primer lugar, reconoció que entre ambas regiones existen intereses dispares, distintas prioridades; en segundo lugar, remarcó la importancia que la diferencia de opinión en cuanto a la invasión anglo-americana en Irak significó para sus relaciones; finalmente, cree que la Unión Europea debe asegurarle al Visegrad los mismos derechos que a los demás países de la Unión.

David Kral, experto del Centro de estudios europeos, Universidad Carolina de Praga

Kral se mostró optimista en cuanto al futuro de la integración del Visegrad a la UE, siempre y cuando sepa manejarse con inteligencia dentro del marco. La Unión Europea se volverá más eficiente, en tanto y en cuanto sus 25 miembros cuenten con plena participación. En cuanto a la seguridad, reconoce que el Visegrad tendrá problemas a la hora de implementar la política de seguridad de la Unión Europea; sólo reconocieron que habrá solidaridad para ayudar a países que fuesen agredidos por el terrorismo internacional. Kral plantea un interrogante interesante, ¿se dividirá la Unión Europea entre países poderosos que siguen y países más débiles que se quedan? Según opinión de varios, algunos países menores quedarán fuera del sistema de seguridad.

Rosendo Fraga, analista Político de Argentina

Fraga destacó la importancia de la continuidad de este Foro Visegrad-Mercosur, como instrumento para quebrar la barrera del desconocimiento mutuo. Según él, el Visegrad tiene acuerdos comerciales en Europa pero no en el Mercosur, porque no vislumbran un objetivo común. Fraga intentó entonces demostrar que era posible encontrar esta "materia común" para iniciar las relaciones comerciales. Para empezar, citó al ex presidente checo, Vaclav Havel, quien con su concepto de civilización "euro-americana" da el primer dato común para iniciar las relaciones. A su vez, afirmó que tanto el Visegrad como el Mercosur son la periferia geográfica de esta civilización, con proyectos comunes y una marcada evolución hacia la democracia. Entre otras similitudes, destacó el origen simbólico de ambas en el siglo XVI, es decir, que poseen las mismas raíces históricas, y estimó importante tener en cuenta que tanto la Unión Europea como los Estados Unidos tienen similares agendas de seguridad, destinadas éstas a la lucha contra el terrorismo, la proliferación y los estados fallidos, mientras que ni el Mercosur ni el Visegrad presentan problemas de mayor relevancia en estos tres puntos. En cuanto a este tema, reconoce que hay un problema de asimetría con respecto al gasto total de seguridad: sólo 3 de los 25 países de la Unión Europea gastan el 50% del total de gasto en seguridad. Lo mismo ocurre en América: los Estados Unidos suman el 90% del gasto total en seguridad del continente. No descartó, además, que la ayuda humanitaria y la mayor participación de ambas regiones en misiones de paz pueda ser un buen campo de cooperación. Con respecto a la opinión sobre la invasión anglo-americana en Irak, Fraga presenta una importante diferencia de tinte político: mientras que el Mercosur se mostró en contra, el Visegrad se situó junto a los favorables a la acción bélica. Como conclusión, Fraga admitió la existencia de similitudes y diferencias, pero cree que hay campos que pueden generar esta materia común que hace falta para incrementar la relación entre ambas regiones.

Ministro Cristina Ueltschi. Dirección del Mercosur Político. Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (Argentina)

Ueltschi inició su exposición destacando no sólo el rol económico que tiene el Mercosur, sino la dimensión política que éste ha adquirido a través de su breve existencia: esta dimensión política intensificó las relaciones Mercosur-Unión Europea. También destacó que el ingreso de Chile y Bolivia al "Mercosur político", los acercó -sobre todo a Chile, con la firma del acuerdo bilateral- a la Unión Europea. Como pasos fundamentales a dar para esta relación entre ambos bloques, se encuentran el diálogo político (compromiso con los derechos humanos, la protección de la democracia, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico), el fomento del comercio y el diálogo de cooperación.

El primer panel contó con la presencia del Embajador de Uruguay en Argentina, Alberto Volonté, como moderador.

SEGUNDO PANEL - Las nuevas dimensiones del espacio económico europeo

Para el segundo panel, el embajador del Brasil en la República Argentina, José Botafogo Goncalvez, dirigió a los expositores una breve introducción, en su función de moderador, y cedió la palabra a Miroslav Toman.

Miroslav Toman, Viceministro para las negociaciones con la Unión Europea

Toman hizo notar que en el caso concreto de su país, la agricultura ha tenido un auge considerable durante los años '90. Ante la unión de mercado que significaría el ingreso de la República Checa a la Unión Europea, el viceministro reafirmó el compromiso de su país para vender sus productos prioritariamente a la Unión, sin con esto desmerecer ni congelar el potencial comercial que brinda el comercio con el Mercosur. De éste, y más puntualmente de la Argentina, la República Checa piensa aprovechar toda la experiencia que pueda brindarle en el campo de la agricultura. A su vez, aseguró que su país podría hacer de mediador entre el Mercosur y la Unión Europea, a fin de que sea firmado cuanto antes el tratado de comercio entre ambos. Como conclusión, el Viceministro Toman aseguró que la inclusión de la República Checa en la Unión Europea beneficiaría, sobre todo en cuanto a sus recursos, a los demás países de la Unión.

Ing. Esteban Takacs, Sociedad Rural Argentina

Para contrarrestar la visión optimista de Toman, el ingeniero Esteban Tackacs expuso su punto de vista crítico sobre la situación. Para empezar, Tackacs cree que al proponerse la Unión Europea la disminución de subsidios e incorporando al Visegrad, esto no traerá consecuencias positivas para el Mercosur. También recalcó que la Unión Europea siempre espera del Mercosur que éste anteponga las prioridades de la Unión a las suyas, es decir, que se avance rápido en sus intereses y lento en los del Mercosur. Tackacs, en cambio, cree que como primer medida, el Mercosur debe analizar las posibilidades de aumentar el valor agregado de sus productos, para luego recién ocuparse plenamente del Visegrad y la Unión.

Lic. Hernán Lacunza, Director del Centro de Economía Internacional (Argentina)

El siguiente expositor, el Lic. Hernán Lacunza, aportó un valioso testimonio al foro, haciéndose cargo de la proyección y análisis de datos económicos sobre ambas regiones. Comenzó afirmando que el PECO (Países del Centro y Este Europeo) tienen estructuras similares al Mercosur, es decir, que en términos de desarrollo, el Visegrad y el Mercosur son parejos. Con la inclusión del Visegrad a la Unión Europea, es factible que el Mercosur quede relegado a un segundo plano como proveedor. Pero a su vez, al ampliar la Unión su mercado, pueden abrirse sus exportaciones al Mercosur. Entre el PECO y los países integrantes del Mercosur, el comercio es prácticamente inexistente, en parte porque entre ambas regiones no hay conjunción de intereses: el Mercosur vende materia prima (agro alimentos) y el PECO manufacturas industrializadas. Desde el punto de vista de los beneficios, Lacunza admite que a pesar de que entre las 15 exportaciones más importantes de la Argentina, 5 se verían amenazadas por el Visegrad al ingresar a la Unión, esto no traerá mayores complicaciones con el comercio entre la Argentina y la Unión Europea, ya que estos 5 productos no son primordiales para nuestra economía. Lacunza asegura que al concretarse el tratado entre la Unión y el Mercosur, serán tales los beneficios que contrarrestará las pérdidas que pueda generar el ingreso del Visegrad; en cambio, la amenaza vendría si la Argentina decide cambiar sus exportaciones agrícolas por manufacturas: allí entraría en conflicto con los intereses comerciales del Visegrad.

Ing. Alejandra Sarquis, experta en Mercados Agroalimentarios, Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca (Argentina)

La ingeniera expuso un trabajo estadístico similar al del Licenciado Lacunza. Con respecto al trigo, es probable que el crecimiento de la producción de trigo en el PECO perjudique a la Argentina, Brasil y al Mercosur. El maíz en las exportaciones del PECO ocupa un puesto de vital importancia; en cambio sólo presenta el 8% de sus importaciones. Como oportunidad, la inclusión del Visegrad a la Unión Europea aumentará en 500 millones el mercado; sin embargo, como desventajas para el Mercosur, los países del Visegrad tendrán arancel “0” para comerciar con los demás países integrantes, serán subsidiados por la Unión y ésta privilegiará los productos de los nuevos miembros.

El embajador brasilero en la Argentina se encargó del cierre del segundo panel. Para empezar, expresó su discrepancia con respecto al perjuicio que podría acarrearle al Mercosur el arancel “0” concedido por la Unión Europea al Visegrad; según su opinión, esta situación impulsará la baja de aranceles por parte de la Unión al Mercosur. Por otro lado, afirmó que nuestras exportaciones están supeditadas por la exigencia del importador, y éste busca exportaciones de calidad, como las del Mercosur, las cuales incrementan su nivel cualitativo rápidamente. Finalmente remarcó que, a pesar de haberse dicho en su momento que el Mercosur estaba muriendo, hoy tiene un valor comercial muy grande y se ha transformado en una verdadera "marca registrada".

TERCER PANEL - El espacio económico de Sudamérica: asociación birregional Mercosur-Unión Europea

(Argentina)

Frydman abrió el tercer panel definiendo a la relación Unión Europea-Visegrad como un proceso que se inicia en los años '90 con tratados y sistemas de preferencias. Analizando este desarrollo y los tratados correspondientes, el Mercosur podría utilizarlos como modelo para comerciar con la Unión Europea, de forma tal que pudiese adaptarse a sus requerimientos. Según él, estas relaciones entre ambos bloques tienen un largo camino que recorrer todavía, y a partir de la incorporación del Visegrad a la Unión Europea, los 4 nuevos miembros no tendrán mucha libertad para comerciar con el Mercosur. Frydman concluyó diciendo que hay que despertar el interés del Visegrad para con el Mercosur, de forma tal que puedan influir a favor de éste en el tratado que desea firmar con la Unión Europea.

Sr. Buda, Funcionario de la Embajada de Uruguay en la Argentina

En representación del Uruguay, tomó la palabra el funcionario de la Embajada de Uruguay en la Argentina, el Sr. Buda. Afirmó que las relaciones entre el Mercosur y la Unión Europea perjudicaron a su país, es decir, que el Mercosur ha centrado sus miradas en Europa y descuida el comercio regional en Sudamérica. Para hacer perdurable este comercio hay que establecer reglas duraderas; hay que fomentar las negociaciones que tiendan a desarrollar los intereses de nuestras sociedades. Este es el objetivo, establecer vínculos de comercio sobre la base de los intereses de los distintos países.

El tercer panel contó con la presencia de la Dra. Beatriz Nofal, de la Consultora Eco-Axis (Argentina), como moderadora.

El Embajador Botafogo cerró la jornada explicando que el comercio que el Visegrad mantiene con la Unión Europea está ya en su punto álgido, es decir, que el excedente que produzca sobre la base de los beneficios de la integración, podrá volcarlos en el Mercosur, y no en el mercado de la Unión Europea, a fin de no saturar sus productos en éste.

DÍA 2
CUARTO PANEL - Mercosur-Visegrad: progreso en el contexto de la Unión Europea

Pawel Jozefowicz, consejero comercial de la Embajada de Polonia en Argentina

La primera exposición que abrió el cuarto panel estuvo a cargo de Pawel Jozefowicz, consejero comercial de la Embajada de Polonia en Argentina. Inició su disertación afirmando que uno de los puntos más positivos para el Visegrad en el ingreso a la Unión Europea, es que ello forzará a los 4 países a mantener la estabilidad política y una economía de libre comercio. A su vez, dio a conocer estadísticas oficiales de su gobierno que contabilizan en 236 millones de dólares el comercio anual entre el Mercosur y el Visegrad. En cuanto a mercados, Polonia es el mayor del Mercosur, seguido por la República Checa y Hungría. Jozefowicz realizó un aporte muy significativo, al exponer tres ideas que pueden fomentar el conocimiento mutuo entre ambas regiones: la organización de "stands" sobre las regiones en exposiciones y ferias, tanto en el Mercosur como en el Visegrad; organizar seminarios destinados al mutuo conocimiento; y por último, crear una base de datos sobre oportunidades de negocios. El consejero cerró su discurso afirmando que sin voluntad política no hay cambio significativo.

Sr. Ingo Plüger, Co-Presidente del Foro Empresario Mercosur-UE (Brasil)

Ingo Plüger reparó en el inicio sobre ciertas diferencias entre sus estadísticas y las del consejero Jozefowicz, con respecto al comercio en dólares entre el Visegrad y el Mercosur. Según su estimación, éste sería significativamente menor. Más allá de esta divergencia, Plüger comparó el ingreso del Visegrad a la Unión Europea con el posible ingreso de Bolivia al Mercosur. Una de las novedades en el discurso de Plüger fue el proponer al Mercosur como campo de inversión para el Visegrad y no tanto al revés, como se daba por sentado hasta aquel momento. Por último, como conclusión, reafirmó la idea y la necesidad que ambas regiones tienen de conocer sus respectivas idiosincrasias, como punto de partida para una futura actividad comercial. Concluyó invitando a que el sector empresarial de los países del Visegrad envíen representantes a la reunión del Mercosur - European Union Business Forum que este año se reunirá el próximo 28 de octubre en Brasilia.

Sr. Osvaldo Moreira Douat, Presidente de la Coalición Empresarial Brasileña (Brasil)

Moreira Douat inició su exposición analizando el desarrollo del Mercosur y el Visegrad, paralelamente. Este "paralelismo" descubre que tanto los países que integran un bloque como los que integran el otro, tienen similitudes en cuanto a su capacidad desarrollo. A pesar de mostrarse sumamente optimista en el futuro de las relaciones Visegrad-Mercosur, reconoce que debería buscarse la integración del resto de los países sudamericanos antes de volcarse al comercio con el Visegrad. Concluyó exigiendo un estímulo en el intercambio comercial y la realización de un estudio sobre posibilidades de producción.

Antonio Seward, embajador. Subsecretario de Relaciones Comerciales Internacionales, Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (Argentina)

Según la visión de Seward, el Foro recién en estas instancias está logrando cierto tipo de consenso, sobre la base de lo expuesto hasta el momento. Reconoce que estadísticamente, el comercio entre el Visegrad y el Mercosur no es significativo. El desafío de aquí en adelante es que así lo sea. En cuanto a las relaciones Argentina-Visegrad, cree que nuestro país tendrá dificultades para adaptarse a las reglas comerciales que plantee la Unión Europea. Otro punto de conflicto que vislumbra Seward en la relación Visegrad-Mercosur es que tanto la base de la economía de uno como del otro son esencialmente agrícolas; esto generaría competencias entre ambas con el comerció en la Unión Europea. Por último, creyó conveniente conectar ambas regiones a través de la informática, vía links.

Dr. Enrique Mantilla, Presidente de la Cámara Argentina de Exportadores

Mantilla admitió las dificultades que presenta la idea de una relación comercial Mercosur-Visegrad. Para ello, su instituto se comprometió a buscar fondos para establecer un “observatorio” para iniciar análisis más profundos, a fin de fomentar esta relación y el conocimiento entre ambas regiones. Destacó elogiosamente las iniciativas del consejero polaco Pawel Jozefowicz, en cuanto a realizar seminarios para el mutuo conocimiento, así como también la utilización de stands en las distintas exposiciones y el aprovechamiento de Internet para acercar ambas regiones.

La moderación del cuarto panel fue llevada a cabo por el Dr. Antonio Estrany y Gendre, del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales.

QUINTO PANEL - El fortalecimiento de la cooperación

Jaroslaw Grabowiecki, consejero político de la Embajada de Polonia en la Argentina

Grabowiecki sintió que varias veces, a través de las destinas exposiciones, se confundió la Unión Europea con el Visegrad. Para él, es necesario fomentar la promoción del comercio entre el Mercosur y el Visegrad, y no concuerda con quiénes prevén que el ingreso a la Unión Europea, tanto de Polonia como de los 3 países restantes del Visegrad, pueda cambiar la relación de éste con el Mercosur. Según su opinión, el Visegrad no incrementará significativamente sus relaciones comerciales con la Unión; del excedente comercial que obtenga de esta relación, iniciará su comercio con el Mercosur.

Dr. Juan José Taccone, director del BID/INTAL

Taccone dedicó algunos minutos a reflexionar sobre la utilidad de estos foros. En el primer foro celebrado en Praga, República Checa, se concluyó que el desconocimiento entre ambas regiones era considerable. Para poder sortear esta dificultad, es necesario seguir con los foros para intensificar el conocimiento. Hizo hincapié en el desarrollo del intercambio cultural. Comparó el proceso de ampliación de las relaciones entre el Visegrad y el Mercosur con el de América Latina y el sudeste asiático que el BID viene apoyando. Manifestó que el INTAL continuará apoyando el Foro y confía que la realización de estudios como los que la Argentina prevé posibiliten que el próximo encuentro permita discutir oportunidades concretas y así desplazarse de la actual situación prevaleciente de intercambio de ideas y opiniones. Para ello, propuso también el aprovechamiento de los centros de excelencia existentes en los países de ambas sub-regiones y la utilización de Internet como herramienta de este intercambio.

Consejero Teresa Morató, Dirección General de Integración y Mercosur, Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay

La última participante del foro fue la consejero Teresa Morató, funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores del Uruguay, la cual realizó un exhaustivo análisis estructural e institucional sobre el Mercosur.

El cierre del quinto y último panel estuvo a cargo del Embajador argentino en la República Checa y moderador del panel, Juan Eduardo Fleming. Como medida práctica, señaló la necesidad de desarrollar un “dossier” que contenga temas que actúen como catalizadores o den impulso a la relación, promoviendo incluso la realización de encuentros como este Foro que posibilite el conocimiento personal entre los actores relevantes y los protagonistas en dichos temas. Tanto el Mercosur como el Visegrad, en su carácter de zonas periféricas respecto de los principales centros de decisión, presentan entre sí una “ventana de oportunidades”, y se necesita de voluntad política para iniciar este acercamiento: este foro es un ejemplo del referido “dossier” y como tal, es producto de esa voluntad. Juan Eduardo Fleming sintetizó en pocas y precisas palabras el fondo de la cuestión en materia comercial y económica Mercosur-Visegrad: “nos conocemos poco porque comerciamos poco, y comerciamos poco porque nos conocemos poco.

El cierre del segundo Foro Mercosur-Visegrad estuvo a cargo del embajador Juan José Uranga, que luego de describir con optimismo el rumbo de la Argentina, aseguró que el aislamiento es contraproducente, y que la apertura al mundo es una de las prioridades más importantes de este gobierno.

Al finalizar el Foro muchas cuestiones quedaron en el aire; por razones de tiempo, seguramente, muchas consideraciones han debido quedar en el tintero, pendientes para el próximo foro. Lo cierto es que, más allá de los costos y beneficios, del desconocimiento mutuo entre el Mercosur y el Visegrad, la cuestión está influida por el viejo y recurrente dicho: ver el vaso medio lleno o medio vacío. Depende del optimismo, la esperanza y, sobre todo, la capacidad en conjunto para que el futuro no nos encuentre desprevenidos con un vaso vacío.

Rosendo Fraga (h), investigador del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Home | Acerca de | Los Foros | Artículos | Noticias | Links
© 2002 Celaforum.org | Todos los derechos reservados | All rights reserved